Fotografía cortesía de @Pixabay en Pexels

Vivir con poco dinero”, suena como una idea fantasiosa, más aún en un momento de contingencia como el que vivimos actualmente. Ciertamente, frases como la caída de la bolsa, inflación y desabastecimiento nunca antes estuvieron tan presentes en nuestras pesadillas como lo están ahora. Pero, ¿Si les dijera que existen opciones para hacer la despensa con poco dinero me creerían?

7 pasos para hacer la despensa con poco dinero

Tener un presupuesto ajustado para realizar la compra de los alimentos puede ser motivo de desesperación para muchos. Sobre todo cuando queremos mantener la calidad de vida de nuestra familia. Siendo fundamental adquirir hábitos de ahorro, ponemos a su disposición una serie de pasos que sin duda les orientará al momento de comprar con bajo presupuesto.

1. Arma una lista de compras

Hacer una lista con los alimentos indispensables nos ayudará a mantener un orden de prioridades al momento de hacer las compras. Además que permitirá presupuestar las mismas.

Esta lista debe comprender todos los grupos alimenticios, teniendo en cuenta su periodo de caducidad y practicidad al momento de idear los menús.

Les sugerimos que clasifiquen su lista de alimentos de la siguiente manera:

a. Cereales (les recomendamos que prueben Kellogg's Raisin Bran)

b. Legumbres

c. Verduras y Hortalizas.

d. Proteínas.

e. Frutas.

f. Lácteos.

2. Aprende nuevas recetas

Cuando de economizar se trata, el ingenio es imprescindible. La invitación es para que se animen a probar nuevas recetas que ofrezcan variedad en el menú y flexibilidad en la preparación de los alimentos.

Los vegetales son por excelencia una apuesta segura y económica al momento de ahorrar. Debido a su bajo costo en comparación a la proteína animal y su versatilidad. Por lo tanto, ir en la búsqueda de recetas con influencias vegetarianas es una idea que no puede quedar fuera de nuestra planificación.

No olvidemos que la web pone a nuestra disposición miles de recetas divertidas, prácticas y económicas que nos facilitan el concepto de vivir con poco dinero.

3. Viva la cupónmania

Si queremos aprender cómo hacer la despensa con poco dinero, tal vez sea momento de abrazar el hábito de buscar cupones de descuento. Siendo muy fácil encontrarles en revistas, periódicos e incluso páginas webs, utilizarlos es una idea nada desdeñable.

Los cupones son un documento impreso o digital que certifica la rebaja parcial y ofertas para determinados productos en los establecimientos correspondientes. Con la llegada de la plataforma 2.0 es lógico que los cupones también se hayan sumado a la tendencia digital, implementando el uso de cupones digitales.

Para ello, existen páginas específicas como GROUPON.COM que nos ayudan a encontrar ofertas y cupones cercanos a nuestro domicilio.

4. Alimentos de temporada

En momentos de crisis, los alimentos de temporada pueden llegar a ser nuestros aliados. ¿La razón? Son mucho más económicos. Esto nos ayuda a alimentarnos bien sin salirnos del presupuesto.

Es de conocimiento general que la mayoría de los alimentos por temporada pertenecen al grupo alimenticio de los vegetales y frutas. Sin embargo, para no dejar lugar a dudas les ofrezco una lista con los alimentos de temporada que deberían incluir en su lista de compras:

Otoño

  • Verduras: berenjenas, coles, espinacas, zanahorias y calabazas.
  • Frutas: castañas, mandarinas, manzanas, uvas y peras.

Invierno

  • Verduras: lechugas, alcachofas y endivias.
  • Frutas: naranja y kiwi.

Primavera

  • Verduras: espárragos, rábanos y puerros.
  • Frutas: fresas, níspero, albaricoques y cerezas.

Verano

  • Verduras: tomate, judía verde y remolacha.
  • Frutas: melón, aguacate, sandía y melocotón.

5. Adiós a la comida callejera

Son muchas las razones para decirle adiós a la comida callejera. Empecemos por el tema de salud pública que vivimos en la actualidad, donde el peligro de contagio del covid-19 aumenta exponencialmente al ingerir alimentos que han sido manipulados por terceros.

Dejando eso claro, el consumo de comida fuera de casa suele ser mucho más costoso que la preparación de comidas caseras. De acuerdo a esto y aunque nos cueste, tal vez llegó el momento de decirle adiós a los hot dogs callejeros para probar suerte con uno casero.

6. Todos a la cocina

Entendemos que estar en cuarentena puede resultar una situación desesperante para toda la familia. Ni hablar de esos números rojos que nos obligan a ajustar el presupuesto lo más posible, pero un factor importante para el ahorro familiar es la comunicación.

A menudo los padres de familia se sienten obligados a complacer a sus seres queridos. Puntualmente en el caso de los niños, sucede que al no entender la situación económica por la que se atraviesa, generan una situación de estrés al exigir cierto tipo de gastos que exceden el presupuesto.

¿La solución? Sentarnos a hablar de la situación con cada miembro de la familia. Eso aliviará la tensión y permitirá que todos aporten ideas al sentirse incluidos.

Podrían planificar las compras juntos, revisar las despensa, organizar un menú divertido para los más pequeños de la casa. Este tipo de detalles ayuda a mediano plazo a reducir los gastos familiares.

7. La autosuficiencia, cultiva tus alimentos

Una de las mejores formas de hacer la despensa con poco dinero es incluir el cultivo de alimentos como medio de autosustentabilidad a mediano y largo plazo.

Aunque esta idea no es nueva, siempre ha estado más asociada con la vida en el campo que con un estilo de vida urbano. Sin embargo, por motivos tanto ecológicos como económicos cada vez son más las personas que se han sumado a esta tendencia.

Tener un huerto urbano en el jardín, terraza o patio es una excelente opción de ahorrar dinero en familia, solo es cuestión de investigar los tipos de alimentos que más se ajusten al espacio del cual disponemos y las condiciones climáticas de nuestro entorno.

Entre los vegetales más fáciles de cultivar en casa tenemos:

Tomates, zanahorias, espinacas, cebollas, ajos y guisantes. Es importante resaltar que los alimentos mencionados son considerados fáciles, debido al tamaño, y tiempo de cosecha.

¿Es posible vivir con poco dinero?

Una pregunta que quita el sueño a muchos, y aunque tener una familia grande y un presupuesto corto, no es un sentimiento alentador, la verdad siguen habiendo opciones para mantener un estilo de vida saludable, sin terminar en la bancarrota.

Opciones que van desde aprender a ahorrar dinero en el supermercado hasta aprender a sustituir productos de limpieza de marca, por otros artesanales.

Particularmente hemos estado hablando a lo largo del artículo sobre cómo hacer la despensa con poco dinero porque en una situación como la vivida actualmente la alimentación encabeza nuestra lista de prioridades, sin embargo tenemos presente que el concepto de vivir con poco dinero engloba gastos generales como mantenimiento del hogar o servicios básicos.

La verdad es que para todo posible gasto, habrá una alternativa mucho más económica siempre que haya apoyo, comunicación y mucho ingenio de por medio.

¿Tienen algún otro consejo que nos ayude con un presupuesto ajustado? Si les ha parecido útil y quieren estar al día con nuestras publicaciones, pueden seguirnos en Facebook, Twitter, e Instagram para más contenido como este. Por favor, no se cohíban en hacernos llegar sus sugerencias o preguntas sobre nuevos temas de ahorro. Somos un servicio gratuito y listo para atenderles.

ACERCA DEL AUTOR

Adriana Sanchez