Cuando se es madre uno de las cosas más complicadas de organizar son las reuniones para niños, pues muchas veces no se cuenta con el tiempo y el dinero suficiente para preparar bocadillos para niños con los que ellos se sientan a gusto, y puedan compartir. Y es que una reunión de niños sin snacks ciertamente queda incompleta.

Por otro lado, muchas veces no queremos alimentar a los niños con mucha comida chatarra, ya que esto es perjudicial para su salud. Ante este problema, les daremos algunas ideas que pueden ayudarles a resolver este inconveniente con simplemente preparar ricos bocadillos fáciles y rápidos para niños, de manera que ellos queden complacidos y ustedes se luzcan como todo un chef.

Bocadillos salados

Lo bueno de los bocadillos salados es que existe una gran variedad de recetas que se pueden preparar fácilmente en casa y sin gastar demasiados ingredientes:

  • Una opción muy rica y fácil son las quesadillas horneadas, las cuales no llevan demasiado trabajo e incluso pueden prepararlas con los niños sin preocuparse. Usen el aderezo que más les guste o aquel que tengan en la despensa, combinen distintos sabores y diviértanse preparándolas.
  • Si les gusta la carne, pueden preparar unas deliciosas albóndigas, bolitas de pollo o pescado. Escojan lo que más les guste a sus pequeños y se adapte a su presupuesto, y acompáñenlas con una salsa simple de tomate o un rico dip.
  • También pueden aprovechar lo que tienen en la nevera. Los macarrones con queso son una excelente opción para hacer unas ricas croquetas. Solo armen bolitas y ponganlas a freír. Pueden disfrutarlas solas o con un aderezo.
  • Y no se puedes olvidar de los clásicos tequeños, crujientes por fuera y suaves por dentro junto al delicioso sabor del queso fundido. A los niños les encanta y pueden servirlos sin aderezos, son tan ricos que no lo necesitan.
  • Ahora si prefieren algo más italiano, siempre estará la opción de las mini pizzas, solo preparen una pizza mediana y corten en pequeños trozos. También pueden hacer una variación de la pizza, armándola con pan de pita o agregando vegetales a la masa para que sea más saludable, de esta forma les quedará mucho más crujiente y con un mejor sabor.

Lo maravilloso de esta opción es que pueden hacer sus propias creaciones y, literalmente, usar todo lo que tengan en la nevera. Pues en una pizza no hay reglas, y su imaginación es completamente libre.

  • Dips y más dips. Esta es una excelente opción porque rinden un montón y son muy sencillos de preparar. Puedes hacer las mezclas que más les gusten, incluyendo vegetales para que sea un poco más saludable. Acompáñenlos con galletas, rebanadas de pan o incluso palitos de zanahorias.
  • Otro que no se podía quedar atrás son los famosos mini-sandwiches, y es que realmente de un paquete de pan se pueden sacar muchisimos. Además, pueden rellenarlos con lo que quieran, desde cremas hasta quesos, pícarlos con moldes para que le des un toque diferente y divertido.

Bocadillos dulces

  • Una opción muy rica, además de saludable, es una ensalada de frutas. Pueden usar las que ya tienen en la nevera y con palillos hacer brochetas para que sea mucho más atractivo y divertido para los niños. Sus madres también se lo agradecerán.
  • Si no les molesta hornear, tienen una infinidad opciones que pueden preparar, desde cupcakes, brownies, pie de limón, galletas y hasta mugcakes.
  • Las palomitas de maíz o cotufas, además de ser muy ricas, son muy fáciles de preparar. No requieren de gran cosa y pueden hacerlas hasta en el microondas, y ahorrarse un poco de gas doméstico. Pueden elegir las tradicionales con mantequilla o hacerlas dulces agregando azúcar y un sirope de chocolate. A los niños les encantará.

No importa si preparan bocadillos dulces o salados, lo importante es que dejen fluir su imaginación, y aprendan a utilizar lo que tienen a su disposición para preparar ricas comidas económicas y saludables. Traten de que todo luzca delicioso y divertido, y ningún niño se quedará sin probarlo.

ACERCA DEL AUTOR

Saydeé Pérez