Cuando decidimos construir nuestra vivienda, aceptamos uno de los retos más relevantes de nuestra vida. Es una actividad con un alto grado de complejidad, que nos demanda habilidades de gestión y administración. Pero sin duda, también nos permite alcanzar una alta satisfacción personal, elevando nuestro orgullo a un grado superior.

Es posible que al asumir la construcción de nuestra morada, generemos algunas condiciones que nos admitan ahorrar dinero. Estas condiciones se logran atendiendo a una serie de recomendaciones, siendo las principales las que se señalan a continuación.

Tips para ahorrar dinero al construir nuestra casa

1) Contar con un proyecto adecuado

En la mayoría de las localidades, sino en todas, es obligatorio contar con un proyecto para obtener permisos de construcción. Así las autoridades pueden verificar que la vivienda satisface los criterios y reglamentos exigidos.

Pero el proyecto es más que un requisito, ya que contiene las instrucciones necesarias para la construcción de la vivienda. Nos permite conocer la característica y cantidad de los materiales, y estimar la cantidad de mano de obra. Y con ello, podemos determinar el presupuesto de ejecución .

El proyecto debe adaptarse a las necesidades presentes y futuras del núcleo familiar. Debe optimizar el uso de los espacios, y en particular, de las áreas de circulación. De esta forma, es posible obtener una morada igualmente funcional, pero con menor área de construcción. Y con ello, podemos ahorrar dinero al construir la vivienda.

2) Comprar materiales a granel

El proyecto nos permite conocer qué cantidad de cada material usaremos durante las diferentes etapas de construcción. Conociendo las cantidades totales, podemos establecer una estrategia de compras de materiales en grandes cantidades. Al comprar materiales a granel, podemos obtener un mejor precio de adquisición, y con ello, ahorrar dinero al construir.

Adicionalmente, el costo del transporte de los materiales está generalmente dado por la cantidad de viajes. Y es independiente de la porción de capacidad de carga que se emplee en el mismo. Es decir, hay que cancelar un viaje completo, así se transporte apenas el 20% de la capacidad del vehículo. Al comprar a granel podemos usar la capacidad plena del transporte, y con ello requerir menos viajes.

3) Usar materiales recuperados

El empleo de materiales recuperados resulta una estrategia que nos permite ahorrar dinero al construir. Por fortuna, hay un floreciente mercado de materiales para obras recuperados, al cual podemos acudir. E incluso existen organizaciones que ofrecen asesoramiento sobre el tema, tales como ReUse People of America.

Los materiales recuperados tienen la ventaja de ofrecer una calidad similar a los nuevos, a un costo inferior. De esta forma podremos ahorrar dinero sin sacrificar la calidad de la construcción.

Entre los muchos materiales recuperados que podemos, conseguir, los más frecuentes son:

  • Perfiles metálicos para estructuras.
  • Maderas para construcción.
  • Bloques y ladrillos.
  • Elementos para techos.
  • Puertas y ventanas.
  • Maderas para acabados.
  • Terminales eléctricos.
  • Lámparas.

4) Usar materiales reciclados

El avance de la arquitectura sostenible, ha fomentado la aparición de nuevos materiales de construcción elaborados con productos reciclados. Generalmente suelen ser más económicos que sus contrapartes convencionales, por lo que su empleo permite reducir costos.

Los paneles a base de madera reciclada son quizás los más populares de este tipo de producto. Se emplean generalmente como elementos de aislamiento térmico y algunos incluso como elementos estructurales. También son empleados en la construcción de mobiliario fijo, como los mesones de cocina, y en los armarios.

Para los acabados de piso y paredes, hay revestimientos elaborados a base de vidrio y pigmentos naturales. Estos no sólo resultan económicos, sino también estupendos elementos decorativos, aportando elegancia y distinción a la obra. También podemos encontrar otros revestimientos elaborados a base de reciclaje de alfombras o neumáticos.

5) Administrar la construcción

Durante el proceso de construcción, se presentan infinidades de situaciones que hay que atender. Cada decisión que se tome en la atención, genera algún tipo de ahorro o derroche de dinero. Por ello, es mejor estar al frente de la administración, para garantizar el enfoque hacia el ahorro.

Por otra parte, delegar la administración implica contratar a un tercero, al cual hay que cancelarles honorarios por su labor.

Sin embargo, se recomienda que igualmente se contrate a un asesor del campo de la ingeniería o arquitectura. Ello por supuesto, en caso que no tengamos los conocimientos y habilidades requeridas para la inspección y dirección de la obra.

En definitiva, adoptando cinco lineamientos básicos a la hora de construir nuestra vivienda, podemos ahorrar dinero. En primer lugar, es necesario contar con un proyecto adecuado a nuestras necesidades presentes y futuras. Las compras debemos hacerse en preferencia a granel, para obtener mejores precios por compra en volumen. El uso de materiales recuperados y reciclados, brinda una estupenda oportunidad de ahorro en los costos de construcción. Y por último, que llevemos la administración de la obra es requerido, en pro de controlar los gastos.

También les puede interesar:
>>> Maneras de ahorrar dinero en la casa
>>> Trucos de ahorro energético en el hogar
>>> Maneras de ahorrar en productos de jardinería y no matar plantas en el intento
ACERCA DEL AUTOR

Pedro Alejandro Acosta

Ingeniero y profesor universitario entusiasta de las palabras. Redactor freelancer.