Nuestro hogar es el sitio donde podemos dar un respiro y relajarnos con un buen té helado, es por eso que al estar fuera y pasar todo el día cumpliendo responsabilidades y obligaciones en el trabajo, lo primero que queremos hacer al abrir las puertas es prepararnos ese té y respirar el aire fresco de nuestro jardín. Sin embargo, al llegar a casa la realidad es otra ya que terminamos agotados ocupando el tiempo entre los quehaceres del hogar y preparando las cosas para el día siguiente. Y si tienes niños todo esto es más agotador.

Para evitarnos este "corre corre", es importante saber cómo administrar nuestro tiempo en casa. Si aprendes a hacer esto, podrás disfrutar de los momentos libres en casa para reponer energía, descansar, liberar el estrés acumulado y lograr ser más productivo al día siguiente.

¿Cómo puedes lograr esto? Bastante sencillo con estos tips que van servirles en este proceso y que además los harán gozar de una mejor salud mientras optimizan y gestionan el tiempo dedicado a las actividades en casa.


¿Cómo ahorrar tiempo en casa?

Siguiendo estos pasos pueden lograr que el tiempo en casa se aproveche de forma eficiente:


Programa las actividades

Para no terminar agotados es necesario que sepamos distribuir ordenadamente el tiempo libre entre las diferentes actividades que tenemos que hacer en el día a día.

En este sentido, una herramienta que nos puede ayudar es crear una lista de cosas por hacer, donde especifiquemos todas las tareas pendientes, por ejemplo: pagar las facturas de los servicios, atender a los niños, la limpieza de la casa, pasear a tu mascota si es el caso, etc. Además, también es necesario que agreguemos los tiempos de descanso, relajación y posibles imprevistos. Es importante asegurarnos de incluir hasta la más pequeña actividad ya que pasarla por alto podría descuadrar todo nuestro programa.

Una vez que la tengamos la lista, solo tenemos que apegarnos a ella y así veremos cómo es más sencillo cumplir con todas las actividades. Por supuesto, un punto clave es no aplazar las actividades, de lo contrario estas se acumularán y el esfuerzo no habrá valido la pena.

Utilizar las ventajas de la tecnología

Las invenciones de la tecnología son una maravilla que no podemos desaprovechar, así que debemos usarlas para nuestro beneficio y convertirlas en nuestra aliada para gestionar el tiempo de la forma más óptima.

Por ejemplo, programar alarmas y recordatorios para que no se nos pase una actividad. También puede ayudar afiliar el pago de los servicios a las cuentas bancarias para que se descuenten automáticamente y así no tengamos que realizar el pago nosotros. Llevar muy bien un calendario o una agenda de notas es ideal si no tenemos buena memoria. Muchas aplicaciones pueden ayudarnos en esta tarea, para que no tengamos que hacerlo por nuestra cuenta.


A veces sí, pero a veces no

Muchas veces estamos al borde del colapso por no saber decir que no, quizá por ser “buena gente” y pensar primero en el bienestar de otros nos descuidamos, pero debemos tener en cuenta que si no poseemos tiempo no podremos resolver nada, ni a los demás ni a nosotros mismos.

Así que antes de que aceptemos hay que revisar la agenda y si verdad contamos con tiempo suficiente para ayudar, pues adelante. Además, hay que tener en cuenta que si verdaderamente no deseamos hacer algo, no tenemos que sentirnos en la obligación de hacerlo, no es prudente cargar con las responsabilidades de otras personas. Hay que aprender que, a veces está bien decir que no.


Organizar el hogar

Es increíble la cantidad de tiempo que pasamos buscando cosas, desde la ropa que nos vamos a poner, hasta el cuaderno de matemáticas de nuestro hijo, lo que por supuesto se traduce en tiempo que podríamos usar para descansar o utilizarlo en otras actividades.

Para evitar esto, es necesario que tratemos de mantener orden en la medida de nuestras posibilidades, esto nos permitirá ubicar rápidamente lo que necesitemos tener a la mano, además, que nos ahorrará tiempo a la hora de limpiar el hogar.


Dividir las tareas

No debemos quedarnos con todas las responsabilidades en el hogar. Delegar funciones al resto de la familia o personas con las que vivimos puede ayudarnos a terminar las tareas más rápido. Así que asignemos las tareas como sacar la basura, regar las plantas, pasear al perro, lavar los platos etc

Dividir las tareas puede ayudarnos a terminar los quehaceres del hogar mucho más rápido y nos permite llegar a la meta de tomarnos un momento del día para el descanso.

Ahorrar tiempo no es una tarea complicada y si le ponemos un poco de organización podemos lograrlo, tengamos en cuenta que más allá de hacerlo por darnos un gusto, que bien merecido esta, es una cuestión de salud física y mental, ya que el tiempo que ahorramos en casa podemos emplearlo en nosotros mismos haciendo alguna cosa que nos guste o simplemente descansando.


También les puede interesar:
>> Estrategias efectivas para administrar el tiempo en el trabajo
>> Maneras de ahorrar en la cocina
ACERCA DEL AUTOR

Alexandra Sánchez

Psicóloga, apasionada por las letras y la lectura. Disfruto escribiendo historias entretenidas y cautivadoras, así como encontrando nuevas maneras de ahorrar y emprender.