Un presupuesto es un documento que determina los gastos e ingresos previstos para un intervalo de tiempos establecido. Para un individuo o familia, también suele significar que porción del ingreso se dedicará a cada tipo de gasto.

El presupuesto es la base del manejo de las finanzas, ya que permite planificar y regular el uso del dinero. Está orientado según las necesidades y aspiraciones de cada persona o grupo familiar. Por ello, no hay regla inflexible que fije cómo debe hacerse un presupuesto, sino una serie de orientaciones generales.

Para elaborar un presupuesto, es necesario manejar algunos conceptos básicos, y por ello sencillos, de finanzas.


Entendiendo lo básico

Se entiende por ingreso a todo el dinero que entra. Incluye los ingresos activos, que se perciben por hacer una actividad, tales como sueldos y ganancias por ventas. Y los ingresos pasivos, que no están ligados a una actividad, y que incluyen rentas y derechos de autoría. Sumando estos dos ingresos, es posible determinar cuál es la cantidad de dinero que se percibirá en el periodo.

El egreso está en el polo contrario, ya que incluye a todo el dinero que sale. Encierra el pago por servicios básicos, pago de deudas, adquisición de alimentos y bienes. Los gastos en materia de salud, educación y recreación también son egresos. Indudablemente, que la situación ideal es cuando los ingresos superan a los egresos. En este caso, se dice que hay un superávit. Sólo bajo esta condición es posible ahorrar, o hacer gastos extraordinarios.

Cuando ocurre lo contrario, es decir, los egresos superan a los ingresos, se dice que hay un déficit. Esta condición no es sana, ya que indica que se está produciendo un endeudamiento, o un consumo de los ahorros. Ante un déficit, lo mejor es modificar el patrón de consumo actual, ya que es insostenible en el tiempo. También en este caso tenemos la opción de aumentar los ingresos, y en particular,<u> incrementar los ingresos pasivos.</u>


Cómo categorizar los gastos

Una categorización de gastos apropiada es necesaria al momento de realizar un presupuesto. Es importante que cada categoría esté bien definida, y no se solape con otra. Para un presupuesto personal, es suficiente considerar las categorías que se señalan a continuación.

  • Gastos de alimentación.
  • Pagos en servicios: teléfono, Internet, electricidad, etc.
  • Vivienda: pago de alquiler, crédito o hipoteca.
  • Transporte.
  • Salud e Higiene.
  • Vestimenta.
  • Diversión y esparcimiento.


Pasos a seguir para hacer un presupuesto

Los pasos para hacer un presupuesto, son los siguientes:

  1. Identificar los ingresos y egresos actuales. Debe hacerse al detalle y con mucha honestidad.
  2. Evaluar los gastos y hacer ajustes. Aún cuando se esté en superávit, siempre debe revisarse los egresos. Los principios de <u>frugalidad</u> pueden aplicarse a tal fin.
  3. Establecer el nivel de ahorro. Siempre debemos establecer un porcentaje del presupuesto para el ahorro. Sólo así podremos atender los imprevistos y alcanzar nuestros anhelos.
  4. Diseñar el presupuesto. Acá determinamos como realizaremos los gastos, en concordancia a nuestros ingresos.


Consejos

  • Entre el 10% y 20% de los ingresos debemos usarlos en el ahorro o pago de deudas, según sea el caso.
  • Siempre que nos sea posible, debemos añadir ingresos pasivos a las finanzas.
  • <u>Generar ingresos pasivos usando Internet</u> es una estupenda opción.
  • No debemos usar instrumentos de endeudamiento, tales como tarjetas de crédito o préstamos, para gastos ordinarios. Sólo lo usaremos para la inversión o los gastos de emergencia.
  • Es importante que destinemos un 10% del presupuesto a la diversión y esparcimiento. No todo es trabajo en la vida. Solo con el descanso y la diversión adecuada, podremos mantener o mejorar nuestra productividad.
  • Las herramientas en línea, como <u>Quoters</u>, nos facilitan la elaboración del presupuesto.
  • Hay <u>aplicaciones para smartphones</u> que nos permiten asistir en la elaboración del presupuesto. Podemos usar algunas de ellas.

La elaboración del presupuesto consta de una serie de pasos secuenciales. Incluye la estimación de ingresos e ingresos, y la adecuación de los gastos a la entrada de dinero. Se debe elaborar siempre de forma que en lo posible permita el<u>ahorro de dinero</u>.

ACERCA DEL AUTOR

Pedro Alejandro Acosta

Ingeniero y profesor universitario entusiasta de las palabras. Redactor freelancer.