Fotografía cortesía de Agung Pandit Wiguna de Pexels

Una de las tendencias interesantes en esta época es llevar un estilo de vida frugal, quizás algunos se preguntarán… ¿Y eso que es? Pues, ser frugal es un estilo de vida adoptado por algunas personas hoy día, en el cual viven cómodos optimizando los recursos consumibles, el tiempo y sobre todo el dinero.

Por consiguiente, optar por la frugalidad como forma de vida nos permite gastar menos de lo que generamos y así ahorrar para que en los momentos críticos podamos sobrellevar las situaciones y a su vez manejar con conciencia el dinero.

Ahora bien, muy a menudo nos cuestionamos sobre la posibilidad de seguir llevando este estilo de vida siendo padres, ya que tener hijos implica no solamente la responsabilidad como tal, sino también un gasto.

Cuando nos hacemos padres siempre queremos darle lo mejor a nuestros hijos, que su vida sea la más confortable y segura posible, quizás, darle lo que no tuvimos en nuestra infancia y adolescencia.

En la actualidad, existe un patrón establecido por la sociedad de alto consumo que nos ha llevado a creer que para tener hijos debemos gastar mucho dinero y en realidad, lo que tenemos que invertir en ello es tiempo y es lo que menos poseemos.

En este artículo buscaremos la manera de cómo ahorrar dinero siendo padres primerizos sin morir en el intento, sacando el mejor provecho de las situaciones tan sólo aplicando algunos consejos para gastar menos siendo padres.

Como reducir gastos teniendo hijos aplicando la frugalidad financiera.

  • Alimentación: La lactancia materna es gratis, además crea los anticuerpos en el niño protegiéndolo de futuras enfermedades. Por otra parte, nos ahorramos un dineral en comprar fórmulas para bebés, más adelante, comenzará a probar papillas que podremos hacer en casa con las frutas de temporada y luego comerá los mismos alimentos que el resto de la familia.
  • Pañales: La gran mayoría de los padres utilizamos los pañales desechables por comodidad y tiempo, si la idea es ahorrar podemos usar los de tela para estar en casa y lavarlos hasta que el niño controle esfínteres y utilice el inodoro.
  • Ropa y calzado: No tienen que salir corriendo a las tiendas a gastar dinero en ropa, ciertamente, es lo que toda madre primeriza desea hacer pero en este caso, podemos decirles a nuestros familiares y amigos que nos permitan aprovechar la ropa que sus hijos ya han usado. Debemos tener en cuenta que los niños crecen apresuradamente y siempre van dejando ropa sin usar o en un muy buen estado; con este método nos estamos ahorrando mucho dinero.
  • Artefactos como coches, cunas, sillas de comer. Hay personas que no les gusta usar cosa de segunda mano, pero en realidad que importa, estos artículos no tienen por qué ser nuevo, siempre y cuando estén en buen estado serán bienvenidos, a menudo encontraremos a padres cuyos hijos ya han crecido que están dispuestos a cedernos estos equipos.
  • Educación. A medida que nuestros hijos crecen comenzamos a evaluar los mejores colegios para ellos, normalmente pensamos que mientras más costoso es el colegio, este es de mejor calidad. La diferencia está en la educación inicial que le demos en casa, es allí donde sentamos las bases de las primeras enseñanzas como lo son: leer y escribir. Los padres, influimos mucho en el aprendizaje y formación de nuestros hijos, así obtenemos los mejores resultados y ahorro eficiente.
  • Diversión y entretenimiento. Existen diversas actividades para hacer al aire libre, lo cual es sano, divertido y ahorran dinero. Por otro lado, compartimos tiempo con nuestros hijos y hasta podemos elaborar nuestros propios juguetes con ellos, tales como juegos de mesa, papagayos o cometas, entre otros. Si desean un juguete de la tienda podremos enseñarlos a ahorrar dinero en una alcancía para la compra de este. Así no sólo aprende sobre el valor y la importancia del dinero sino el valor de ganarse las cosas por cuenta propia.
  • Los adolescentes pueden cubrir gastos menores. Este es muy común en las familias norteamericanas, los hijos cuando ya han alcanzado la adolescencia toman empleos por horas para cubrir básicamente sus gastos y así colaborar con el ahorro familiar.

En pocas palabras, podríamos decirle a todas las parejas que tienen el temor de ser padres por pensar que sería un desajuste en sus finanzas, que es posible hacerlo de forma frugal con tan sólo organizarse, siendo creativos y responsables.

Así, tomando estos consejos les aseguramos que podrán reducir gastos tendiendo hijos sin afectar su economía y mejorará enormemente con todo el aprendizaje que trae consigo el ser padres frugales.

¿Tienen algún otro consejo que nos ayude a como llevar un estilo de vida frugal siendo padres? Si les ha parecido útil y quieren estar al día con nuestras publicaciones, pueden seguirnos en Facebook, Twitter, e Instagram para más contenido como este. Por favor, no se cohíban en hacernos llegar sus sugerencias o preguntas sobre nuevos temas de ahorro. Somos un servicio gratuito y listo para atenderles.

También les puede interesar:
>>> 15 cosas increíblemente baratas que hacer antes de morir
>>> Guía de los mejores bancos para latinos en Estados Unidos.
>>> Mi Top 5 de películas sorprendentes por su calidad de producción
ACERCA DEL AUTOR

Alicia Juárez

Contador Público de profesión. Ahora formándome como escritora, mamá de Jonathan y Roxi. Me encanta el cine, las Películas de Súper Héroes, acción y Terror. Amo las manualidades, el diseño y la decoración. Vivo la vida un día a la vez. ¡Ser feliz es una decisión!...