La niñez es la etapa más importante en la vida del ser humano. Durante ese período se da proceso de crecimiento y aprendizaje y, por ende, el desarrollo de la creatividad, las habilidades motoras y la inteligencia son fundamentales para convertirse en jóvenes y adultos.

Los juguetes son las herramientas e instrumentos que utilizan nuestros pequeños durante esa etapa y de allí la importancia que éstos tienen, junto con la responsabilidad de los mayores al proveérselos ya que vienen a ser los aparejos para su formación

A continuación mencionaremos algunas características que deben tener esos juguetes para que logren su objetivo:

Contenido

  1. La edad del niño y los juguetes
  2. Juguetes que estimulan la manipulación y el reconocimiento del entrono

La edad del niño y los juguetes

Hay juguetes que logran fines similares en todas las edades del niño, sin embargo para cada edad hay un juguete adecuado. Por ejemplo, si se busca un juguete de tacos con figuras geométricas, con volúmenes y formas, de colores llamativos para armar o ayudar a la coordinación de destrezas y habilidades motoras, no son iguales los juguetes educativos para bebes de 1 o 2 o para niños mayorcitos de 4 o 5 años.

Es muy importante aprovechar la usabilidad del juguete y estar pendiente de las especificaciones que éste trae en el empaque, ya que ese pequeño detalle puede aportar grandes beneficios para los pequeños de la casa.

Juguetes para mejorar las habilidades de los niños

1) Juguetes que incitan a la manipulación y el reconocimiento del entrono

Se trata de juguetes que permiten identificar colores, texturas y sonidos, básicamente. Son juguetes con diversas características sensoriales que básicamente son descubiertas mediante los sentidos.

Este grupo contempla sonajas, juegos de ensamblaje, laberintos “con muñequitos” o instrumentos musicales. Algunos van desde lo más sencillo hasta los más sofisticados. Existen juguetes educativos musicales que cubren muy bien esos requisitos.

Recomendación: Bloques de construcción. Este es un ejemplo típico de este tipo de juguetes.

2) Juegos y juguetes guiados por padres y educadores

Hablamos de juguetes en los que intervienen adultos como orientadores y facilitadores del proceso de aprendizaje de nuestros pequeños. No nos referimos a juguetes costosos que necesiten de la intervención de adultos para su adecuado uso por parte del niño.

Los pequeñines son tan sencillos que con juguetes educativos baratos como unas pelotas de colores que se lanzan y ellos recogen, se logra una cantidad de ejercicios altamente efectivos para estimular la creatividad, habilidades motoras e inteligencia de los niños y a la vez permiten la participación de los adultos

3) Juguetes que estimulan la independencia

Se habla en este caso de juguetes que los niños usan solos, principalmente. De eso se trata, de estimular la independencia. No tienen que ser juguetes caros. Cuanto más sencillos los juguetes o materiales u objetos usados como tales, es mejor. El tiempo que el niño tiende a dedicarle es mayor porque está siendo el creador de su juego. Se aprovecha su creatividad para estimular su independencia.

Nada más atractivo que la novedad, tanto para el niño como para el adulto y con ese criterio se tiende a cambiarle el contenido de la cesta de juguetes del niño a medida que crece, sin embargo, hay juguetes que evolucionan con el niño.

“Lo que marca la evolución en el juego no es el deseo de tener juguetes cada vez más sofisticados sino el cambio en el uso que hace el niño del mismo juguete

Por otra parte, la edad de los niños es también importante para estimular su independencia a través de los juguetes. Los niños pueden tener la misma edad, sin embargo tienen diferencias intelectuales, de género, socioculturales, etcétera, por lo que los juegos y juguetes deben adaptarse a esas necesidades de los niños, a sus características intelectuales y desarrollo cognitivo, así como su entorno. Los juguetes para aprender a leer, son un buen ejemplo del tipo de juguetes adecuado para estos fines.

Para los niños mayorcitos, la misión de los juguetes puede ser complementada con tareas como comer y vestirse solos, tener ciertas rutinas como al despertar y al acostarse, entre muchas otras actividades.

4) Juguetes para promover las habilidades y destrezas motoras

En diferentes edades hay diferentes etapas del crecimiento del niño en las que le corresponde aprender y dominar sus diferentes habilidades motoras, tanto finas como gruesas.

Las habilidades motoras finas están referidas a la coordinación de movimientos musculares de las partes finas del cuerpo como los dedos conjuntamente con los ojos. Para este fin se recomiendan juguetes tales como los ábacos de cuentas grandes y muchos colores, cubos para incrustar formas geométricas, peluches de colores y texturas variadas con sonido, bloques de construcción, laberintos tridimensionales, etc.

También es bueno ejercitar esas habilidades mediante el uso de arcillas para modelar y plastilinas, así como tareas de jardinería como sembrar y regar las plantas.

Las habilidades motoras gruesas se corresponden con aquellas en las que el niño ejercita su coordinación y su musculatura mayor o gruesa. Son actividades tales como saltar, brincar, correr, subir, bajar, mantener el equilibrio. Estas se dan mejor en espacios abiertos como los parques, que ofrecen columpios, toboganes, escaleras, grama. En fin, son actividades en las que los juguetes representan juegos y los pequeños tienen un alto nivel de aprendizaje mientras se divierten en ellos.

5) Juguetes para ejercitar la socialización

Estos son juguetes y juegos que sirven como recursos para ayudar a los pequeños a aprender comportamientos y adquirir actitudes y valores para una adecuada integración en la sociedad, mediante la asociación con otros niños, conociendo y respetando normas y reglas, además de aprender el trabajo en equipo.

Algunos juguetes que logran esos estímulos son los relacionados con lo simbólico y la imitación, tales como cocinitas, set de profesiones (doctor, carpintero, constructor, por ejemplo), juegos de mamás y papás, juegos de roles, etc.

También hacen su aparición los juegos de mesa, pistas armables, disfraces, rompecabezas o puzles.

Para los no tan pequeños son recomendables ya actividades para compartir con otros niños en exteriores. Los juguetes adecuados son pelotas, balones, cuerdas, triciclos, bicicletas, etc.

“De esta forma, los pequeños se irán preparando para la vida adulta y a su vez irán creando vínculos afectivos con sus compañeros mientras desarrollan su personalidad y aprenden a convivir con los demás.”

Estas simples recomendaciones, sin ánimo de ser tratados de psicología infantil ni puericultura, si se toman en cuenta y se llevan cabo pueden ser de gran beneficio para nuestros pequeños y nos hace sentir que desde Rompeprecio aportamos un granito de arena en la conformación de una mejor sociedad.

También les puede interesar:
>>> Como ahorrar dinero para la llegada de un bebé
>>> Como ahorrar dinero siendo padre primerizo
>>> Consejos para escoger el mejor Juguete para tu niño
ACERCA DEL AUTOR

Germán Demey

Tengo un proceso de formación profesional en Tecnología de la Información de más de 30 años que me han permitido ir conociendo diversas áreas del mercado laboral, tales como comercio, manufactura, seguridad pública, salud, servicios, entre otras. También tengo unas cuantas canas que dejan ver que ya he cometido errores suficientes para hacer de ellos mi mayor salón de clases. Internet y el Marketing Digital son la nueva Revolución Industrial y seguirá en su avance con o sin mi. Por eso he decido estar presente a través de https://gdemeyweb.com.ve/, donde estaré siempre disponible para servirle. "El que no vive para servir, no sirve para vivir"