Foto cortesía de rawpixel en Unsplash

¡Ya es 2019! Casi finalizando con otra década más del siglo 21, y ya se puede sentir la emoción de cada quién por cumplir con sus metas para este año. Desde hacer ejercicio, comer mejor, poner más esfuerzo en el trabajo, aprender algo nuevo o simplemente ser una mejor persona, cada quien (aunque no lo digan) ha establecido una lista propia de cosas que desearían lograr en estos 365 días. Sin embargo, las resoluciones, con el tiempo, han adquirido una mala fama, por la gran cantidad de personas que abandonan sus metas de año y quizá las postponen para el siguiente, solo para repetir el ciclo una y otra vez. Nosotros somos culpables de esto, y suponemos que muchos de ustedes igual.

El error de esto es que las resoluciones de año nuevo no son sólo unas pequeñas o grandes metas que se fijan en el año particular, sino que son las representantes de una imagen mayor: los sueños de cada quien sobre qué desean hacer, no solo en un año, sino en su vida. Porque, claro, si el 2019 desean ejercitarse, ¿no continuarían el 2020, o volverían a sus viejos hábitos una vez llegado el 31 de Diciembre? ¡Esta es una oportunidad perfecta para establecer el camino que desean tomar para cumplir sus sueños! No solo una lista de cosas que atrapar en 12 meses. Porque la verdad es que lo que haces ahora tiene repercusiones, buenas y malas, de aquí al futuro, y si están leyendo esto porque desean alcanzar sus objetivos, pues les hemos preparado estrategias para lograr sus metas.

¿Cómo lograr sus metas el 2019?

> Establecer los objetivos

El primer paso para lograr sus metas es, claramente, saber cuáles son estas metas. Parece fácil, pero en el comienzo muchas personas cometen errores que, eventualmente, los hace abandonar esta misión de vida. ¿Qué errores? Pues aquí hay unos cuántos.

  • Colocar metas muy grandes y a largo plazo sin proponerse metas más pequeñas y alcanzables. Si son de las personas que desean ver resultados inmediatos, aconsejamos que lo piensen dos veces antes de hacer esto. Cuando sus objetivos parecen estar muy lejos, se suele perder la motivación y las ganas, para terminar en un abandono total. Pero cuando son metas a corto plazo y se cumplen rápidamente, es más obvio darse cuenta del avance que se está logrando, y así continuar hasta el final.
  • Establecer muchas metas que no se correlacionan. Sabemos que pueden estar entusiasmados de hacer un millón de cosas y no se quieren perder de todas esas actividades interesantes, pero el tiempo es limitado, y si no lo toman en cuenta notarán que no les alcanza para cubrir todas las resoluciones propuestas. A cada meta que tengan debe entregársele el tiempo necesario para desarrollarla de manera correcta, o sino el resultado no será el mejor posible. Evalúen todas las metas, sacrifiquen algunas, escojan las más importantes que en serio deseen para su futuro, y ahí tendrán una lista mucho más pequeña pero con lo esencial.
  • Escribir propósitos muy vagos. No basta con colocar un "hacer esto" o "hacer aquello" si realmente no se establecen el cómo lo lograrán. Si esperan a que alguien les de señas, nunca van a empezar. ¡Deben tomar la iniciativa! Sean lo más específicos que puedan, así les parecerá más realista y ya tendrán un plan de como sus metas entrarán en el horario de su día a día. Es importante, como ya dijimos, que les hagan espacio, y también procurar los medios para que se hagan realidad.

Ahora ya están listos para, por fin, establecer sus propósitos. Si aún no saben exactamente por dónde comenzar, les sugerimos que vayan de mayor a menor, o viceversa. ¿Qué significa esto? De los propósitos más grandes y generales, hasta los más específicos, para tener un mejor orden y saber en qué dirección prefieren dirigirse primero.

> Encontrar motivación e inspiración

Si el mayor problema con cumplir las metas es la falta de motivación personal, o que se vaya perdiendo a medida que avanzamos en el año, ¿de qué manera podemos aferrarnos a esta por un largo tiempo? Este tema es un poco más subjetivo, ya que cada quien tiene distintas maneras de motivarse y perder dicha motivación. Algunos podrán durar una semana, otros un mes, otros seis meses, y así. Pero todos tienen la misma misión: que su motivación dure. ¿Cómo lo logramos? Si la motivación no llega a ustedes, pues búsquenla. En la forma de otras personas que tengan sueños iguales o similares a ustedes, en imágenes como dream boards, o incluso en artículos como este.

Hay muchas maneras de ganar inspiración. Sólo asegúrense de tener buenos motivos e información positiva. Que los guíen motivos más allá del dinero y cosas materiales, o los deseos de otras personas. Que las metas que buscan sean sólo de ustedes y cercanas a su corazón, es la clave para que esa inspiración no se vaya.

Deben ser sus metas las que están visualizando, y sus metas de las que quieren ver resultados. Pero, claro, buscar información, energía y hasta compañía de otras personas mientras cumplen sus objetivos también es una gran ayuda en este camino. Sean consistentes no sólo en cumplir metas sino en recordarse el por qué se establecieron esas metas.

> Adaptar las metas

Supongamos que ya llevan un tiempo adentrándose en sus nuevos hábitos. Un mes en el gimnasio, dos meses aprendiendo un idioma, y así. A veces resulta que simplemente no funciona como esperan, o no parece ir de mano con su vida diaria. Esto está totalmente bien. Las cosas cambian, ya sea en el ambiente en el que están o en ustedes mismos. No pierdan su motivación personal y mantengan esa autoestima alta, no signifca que están fallando, sólo que deben cambiar un poco su estrategia, intentando diferentes maneras de cumplir sus metas.

Si llevan un mes en el gimnasio y no les gusta, prueben hacer ejercicio mediante un deporte, o yoga, o simplemente trotar; ¿dos meses aprendiendo un idioma y no parece que avanzan? busquen otros métodos de aprendizaje, entren a una clase, consigan un amigo con el quien practicar, descarguen aplicaciones para aprender palabras. Siempre hay otras opciones que probar, sólo deben concentrarse en encontrarlas.

Ahora que tienen las bases para empezar con sus resoluciones de año nuevo, recordamos una vez más que vean la imagen completa. Pasa el tiempo, y un año cambia por otro, y está bien ponerse resoluciones, pero estas son solo los primeros pasos para algo de mayor peso: lograr sus sueños. Entonces, si se preguntan, lo que hago ahora, ¿me lleva a donde sueño? La respuesta puede ser no, pero siempre es un buen momento para empezar a cambiar. ¿Qué piensan? ¿Cuáles son sus resoluciones en este 2019? ¡Suerte, y feliz año!

También les puede interesar:
>>>Ahorrar, comprar o invertir: ¿Cuándo y cómo tomar la decisión correcta?
>>>Así sabremos como conseguir la libertad financiera
>>>5 libros que todo inversionista debe leer
ACERCA DEL AUTOR

Isabel Rondón

¡Hola! Soy Isabel, una chica venezolana con una pasión por la escritura desde los 14 años. Amo escribir desde novelas (especialmente sci-fi) hasta los artículos que se encuentran en esta página. Espero que les gusten, y quieran seguir leyendo.