Fotografía cortesía de @rawpixel en Pexels

La productividad es fundamental en todos los aspectos de nuestras vidas. Sin embargo, sabemos que muchas veces no hacemos buen uso de esta facultad, es por eso, que estos consejos de productividad para personas no organizadas, nos ofrecerán la orientación y la información que necesitaremos para comenzar a adoptar esto como un hábito.

Es importante que sepan, ante todo, que la productividad guarda estrecha relación con la organización, en caso de que no seamos personas muy organizadas, nuestra productividad podrá verse afectada. ¡Pero no se preocupen! Estos tips nos ayudarán.

Estos son algunos consejos que nos ayudarán mejorar la productividad en el trabajo

1) Aprovechar el día: No dormir hasta tarde

Sí, sabemos que dormir hasta altas horas de la mañana es uno de los muchos placeres de la vida, y no hay nada de malo en hacerlo… de vez en cuando. Es importante saber cómo esto puede llegar a afectar el ritmo de nuestra productividad.

Parece un consejo irrelevante, pero a largo plazo notarán que realmente contribuye a mejorar el rendimiento en el trabajo. Sobretodo si se trata de uno presencial. Levantarse temprano es una de las herramientas para mejorar la productividad más sencilla, pero a la vez más difícil de poner en práctica. Pero si la aplicamos, el tiempo para adaptarse al nuevo día rendirá mucho más. Por naturaleza, nos tomamos al menos una hora para ponernos al día con lo que realizaremos en las próximas horas. Si nos despertamos tarde, ya estaremos atrasados para comenzar con las tareas.

Por eso la planificación del tiempo es otro punto que debemos tener presente y que explicaremos a continuación.

2) Organizar el tiempo en base a las actividades

La organización del tiempo es fundamental si queremos mejorar y optimizar al máximo la productividad en el trabajo. No se trata solamente de “imaginar” las horas en las que se cumplirán cada actividad del día, sino que debemos cumplirlas a cabalidad.

Al comenzar el día, es necesario que planteemos (por escrito o mentalmente) cuál será la dinámica de trabajo que seguiremos. Así podremos tener una guía de lo que tareas se realizarán, y debemos tratar, en lo máximo posible, de cumplirla. Para lograrlo, solo imaginemos que esa lista es una obligación creada por terceros.

3) Determinar las prioridades

En base a el punto anterior, es necesario que saber cómo priorizar lo que realmente merece hacerse primero.

La lista que vayamos a crear debe estar enfocada, entonces, en lo que el trabajo principalmente exige. Para esto, solo deben plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Para cuándo debe estar listo?
  • ¿Puedo hacerlo pasado mañana?
  • ¿Qué puede pasar si no lo hago hoy?

Respondiendo estas sencillas interrogantes, sabremos con claridad qué deberá hacerse de primero. Además, se deberán incluir los quehaceres menos agradables como prioridad. El motivo es que estamos más lúcidos en la mañana, por lo que todo se hace más sencillo.

Esta herramienta para mejorar la productividad laboral es una de las más factibles y utilizadas alrededor del mundo. Una pequeña lista será la encargada de regir las planificaciones diarias.

Con esta premisa, vamos a mostrarles la importancia de crear listas con checks.

4) Las listas: Aliadas fundamentales para la organización

Como ya habremos notado, la organización es más sencilla cuando todo está planteado desde temprano. Por esta razón la herramienta por excelencia de la planificación son las listas. Además, su versatilidad y sencillez la colocan como pionera en este aspecto.

Todos alguna vez hemos creado listas, y esto no es reciente. De niños lo hacíamos para estudiar temas de exámenes, de adultos para pagar deudas y así. Todos hemos hecho alguna vez una lista.

Pero, ¿cuál es su función dentro de la productividad laboral? Sencillo: ejercer presión inconsciente para que cumplamos con lo escrito en una hojita o en la computadora. Los planificadores profesionales no se equivocan en darle confianza a esta pequeña pero muy, muy efectiva herramienta de productividad en el trabajo.

5) Mantener un espacio de trabajo agradable

Aunque parezca que no es así, el lugar de trabajo influye directamente en la productividad laboral.

Pero, ¿cómo es esto posible? Porque un espacio de trabajo desordenado crea, de manera indirecta, estrés y cansancio. Además, de manera más palpable, un espacio desordenado puede volverse realmente una pesadilla. Si buscamos un documento entre un montón de papeles sin orden, es probable que perdamos gran parte de nuestro tiempo y también, por supuesto, de nuestra paciencia.

Así que por muy sencillo que sea este consejo, es vital para optimizar nuestra productividad.

6) El trabajo en equipo es fundamental

Una de las principales (y más importantes) herramientas para mejorar la productividad en el trabajo es, precisamente, el trabajo en equipo. Contar con un grupo de colegas o compañeros de trabajo influye directamente en la productividad laboral.

Asimismo, el compañerismo y la motivación que puede ofrecer un equipo de trabajo guarda estrecha relación con la organización laboral. La razón de esto consiste en el compartir, comentar entre varias personas lo que están haciendo puede funcionar como guía para saber si están atrasados o en el ritmo correcto.

Sumado a ello, los objetivos planteados en el trabajo pueden ser más más fáciles de lograr si se cuenta con la ayuda y el apoyo de un grupo grande. De esta manera la motivación será cíclica y las metas se alcanzarán sin contratiempos. Sin duda, ¡trabajar en grupo es súper productivo!

7) Enfocarse: no dejar el trabajo para último momento

Al momento de plantear las tareas diarias, debemos tener claridad y estar conscientes de si vamos a poder cumplirlas en el tiempo determinado.

Debemos tomar en cuenta cuáles son los posibles factores que puedan interferir en el cumplimiento de los objetivos que marcaron en la lista, pues así no tendremos fallas al finalizar la jornada.

Además, poner el empeño para trabajar dentro del tiempo establecido es otro punto importante. Para que esto sea posible, será necesario que nos enfoquemos en el trabajo que ha sido planteado en un principio, sin dejarle espacio a la pérdida de tiempo.

La productividad es, sin duda, uno de los principales factores que llevan al éxito laboral, además de guardar una fuerte relación con la organización. Ahora, dependerá de nosotros aplicar estos consejos útiles en nuestro entorno laboral.

También les puede interesar:
>>> ¿Invertir o pagar deudas?
>>> ¿Sabes qué es el estilo de vida frugal?
>>> Ahorrar, comprar o invertir. ¿Cuándo tomar la decisión correcta?
ACERCA DEL AUTOR

Melanie Payares

Periodista con atracción irremediable hacia la literatura. Escribo y leo con pasión.