Para poder tener libertad financiera y tranquilidad a nivel económico, es conveniente saber cómo ahorrar. Y no sólo se trata de una forma de administrar los ingresos para poder saldar todas las deudas del mes. Saber ahorrar es poder contar con un aliado insustituible sobre todo en tiempos de crisis.

Para muchos el ahorro no es más que un método financiero, pero lo cierto es que la palabra “Ahorro” no siempre tuvo el mismo significado. Alrededor del siglo XIX esta palabra hacía referencia a la liberación de un esclavo.

Desde luego, mucho tiempo ha pasado desde entonces, y ahora el ahorro se ha convertido en una herramienta de estabilidad y equilibrio económico que se basa en poder disponer de una cantidad de recurso financiero (dinero) fijo, permanentemente en el tiempo, para así poder hacer frente a eventuales emergencias, poder cubrir con solvencia planes familiares y tener fondos disponibles para lo que se necesite.

Y esta es una de las razones más importantes por las cuales es necesario comenzar a ahorrar desde hoy. En una época como la actual, donde constantemente estamos expuestos a crisis económicas, inestabilidad y muchas veces incertidumbres sobre el futuro, adquirir, fomentar y mantener el hábito del ahorro resulta imprescindible. Y no se trata solamente de ahorrar para salir de una emergencia puntual. Lo saludable es usar el ahorro como un instrumento de mediano y largo plazo.

Para quienes aún tienen dudas o piensan que son demasiado jóvenes, les decimos que ahorrar es igualmente importante tanto para los jóvenes que desean asegurarse un futuro sin sobresaltos, con estabilidad económica y social, como para las personas mayores que no cotizaron nunca y no ven claro cómo será su vida en tiempos de jubilación.

O incluso, para aquellos que si cotizaron pero saben que eso no es suficiente para mirar al futuro sin incertidumbre. Por supuesto, tampoco están exentos los trabajadores jóvenes y de mediana edad que tienen necesidades específicas y saben que con su salario no es suficiente para cubrirlas.

En este sentido, hemos elaborado una serie de razones que sin importar el sexo, edad o condición social, demuestran porqué hoy es el mejor momento para comenzar a ahorrar.

Ahorro para niños y adolescentes

Quizá muchos piensen que los niños y adolescentes son muy jóvenes para tener una cultura financiera y comenzar a ahorrar. Lo cierto es que incentivar a los niños (con una edad adecuada, por supuesto) en la práctica del ahorro es muy sano y recomendable. ¿Por qué?

Ahorrar, les proporciona una herramienta para su crecimiento personal y los acostumbra a ser disciplinados con el dinero y así evitar el despilfarro. Además, que aprenden a valorar el dinero y el esfuerzo que se requiere para ganarlo.

Saber ahorrar desde joven puede ayudar a estar mejor encaminado en las finanzas de adulto, por eso es fundamental enseñarles a los niños y jóvenes a tener una cultura financiera conforme van adquiriendo responsabilidades. Pero, ¿Cómo enseñarles ahorrar de manera exitosa?

Existen varias cosas que son necesarias tener en cuenta. La edad, la madurez y el grado de responsabilidad del niño o adolescente, puesto esto va a determinar qué tipo de estrategias se pueden implementar según sea el caso.

Creemos que con diez u once años, un niño puede estar preparado para ahorrar, con metas definidas y pudiendo tener conciencia de ciertos instrumentos financieros. Es por ello que algunos bancos tienen planes para el ahorro infantil. Los cuales permite a los padres dar una cantidad de dinero específica a sus hijos para estos administren.

Mientras que, a los adolescentes se les puede motivar, premiándolos por alcanzar objetivos de ahorro en un período de tiempo e involucrándolos en la obtención y alcance de una meta. Por ejemplo, la fiesta de graduación. No se trata de darle una responsabilidad excesiva que lo perturbe y genere inseguridad, todo lo contrario, esto debe servir para que se sienta parte del logro.

Los padres y/o representantes deben ser modelos. Esto es clave si desean alcanzar éxito en su labor de estimular a sus hijos para que adquieran el hábito del ahorro.

Ahorro para jóvenes profesionales

En este caso se diferencia un poco de la anterior, puesto que los jóvenes desean independencia en todos los sentidos, pero para ello es necesario que puedan asumir responsabilidades. Para jóvenes profesionales el ahorro es una oportunidad; sin embargo, se debe tener en cuenta lo siguiente para poder tener éxito.

Una manera eficiente de ahorrar y “no morir en el intento” es tener elaborado un presupuesto familiar. En el cual se incluyan los gastos regulares y un porcentaje para emergencias, bien sea de tipo médicas o de algún otro servicio. Elaborar un presupuesto familiar es simple, la formula consiste en no superar el 90% de los ingresos mensuales y dar prioridad a los gastos necesarios, como pago de servicios, colegiatura, comida y demás necesidades. ¿Qué se debe incluir en este presupuesto?

  • Alimentación
  • Cuentas y pagos (gastos de casa)
  • Salud y medicamentos
  • Transporte
  • Pagos de deudas
  • Fondo de gastos irregulares (Seguro de carro, costos de mantenimiento de vehículo, gastos suntuarios (fiestas, regalos), viajes, adquisiciones para el hogar, entre otros
  • Ahorros
  • Diversión
  • Imprevistos

En teoría, si logran ahorrar el 10% de los ingresos de cada mes estarán en el camino correcto. Otro aspecto importante es reducir o eliminar nuestras deudas. Lo saludable es destinar alrededor del 40% de nuestros ingresos mensuales al pago de estas obligaciones (capital y/o intereses).

Adultos mayores

Aunque muchos crean que ya no sirve de nada ahorrar a esa edad, se animarán con estas razones:

  • Viajes
  • Gastos de salud
  • Imprevistos para ayudar a los hijos
  • Fondos para los nietos

¿Creen que es demasiado tarde? Pues no lo es.

Muchas veces nos asalta la idea de que todo el esfuerzo realizado durante nuestra vida laboral ha sido retribuido de manera injusta. Al constatar que las pensiones no alcanzan para garantizar una vejez tranquila, sin sobresaltos. Y que todo el esfuerzo a lo largo de la vida se ha ido sin disfrutar ni un centavo.

Por ello conviene ser previsivo, adelantarnos a esta situación a través del ahorro. Si ustedes son de los que ahorraron durante su vida laboral, realizaron inversiones diversificadas y estuvieron bien informado para tomar decisiones inteligentes, pertinentes y oportunas, seguramente no tendrán problemas al llegar a la vejez.

Si la empresa en la que trabajaron manejó instrumentos de ahorro obligatorio (fondos de empleados que deducen previamente cierto monto y lo guardan bajo ciertas condiciones) entonces tendrán cierto soporte financiero. Por el contrario, si ustedes no ahorraron en el pasado, el porcentaje que deberán destinar al este concepto será, por razones obvias, mayor. Pero no tienen por qué desanimarse, nunca es tarde para comenzar.

Un trabajo alternativo o quizá un negocio propio por más pequeño que sea, puede ayudarles a recaudar dinero para vivir la vejez de la mejor manera.

Otras recomendaciones importantes que pueden aplicar son:

  • Estar bien informado. Para ello es primordial buscar fuentes de informaciones serias, transparentes, confiables y responsables, donde puedan determinar cuál es el mejor método o cual les funciona mejor a la hora de ahorrar.
  • Inversiones de corto, mediano y largo plazo. Es una buena alternativa a la hora de multiplicar el dinero ahorrado. Por supuesto, existen medidas que se deben tomar, como no invertir en una única opción o poner todo el dinero en un solo negocios. Los expertos sugieren que lo ideal es poder diversificar la inversión, solo de esa forma se podrá determinar la cual es la mejor manera de invertir el capital, además de conocer la rentabilidad de cada negocio.
  • No dejar para después lo que pueden comenzar ahora mismo. Ahorrar puede parecer una tarea difícil y por eso es común que tendamos a aplazarla, pero mientras más temprano lo hagan podrán tener mayores ingresos en el futuro. Así que no duden con respecto a la necesidad de ahorrar y ser ordenado con las cuentas. La tranquilidad que esto les proporcionará no tiene precio.

Ahora ya lo saben, ahorrar es, ante todo, una oportunidad que siempre pueden tomar en su vida, incluso para incrementar sus ingresos y estar preparados ante cualquier circunstancia. Del saber ahorrar depende su futuro y el de su familia.

También les puede interesar:
>>> ¿Por qué tendemos a gastar mucho más en Navidad?
>>> ¿Conoces la tasa de ahorro personal?
>>> Maneras de ahorrar a pesar de los bajos ingresos
ACERCA DEL AUTOR

Alexandra Sánchez

Psicóloga, apasionada por las letras y la lectura. Disfruto escribiendo historias entretenidas y cautivadoras, así como encontrando nuevas maneras de ahorrar y emprender.