Muchas veces nos recomiendan productos que a esa persona le funcionaron perfectos, pero cuando lo usamos para nosotros no obtenemos los mismos resultados, y nos preguntamos: ¿por qué? Una buena respuesta es que no todos tenemos el mismo tipo de piel y por ello el producto no funciona en la nuestra.

La piel constantemente está expuesta a agentes externos que la van perjudicando, ya sea por los rayos solares, las impurezas o agentes internos, como problemas hormonales y de genética. Estos agentes afectan la piel y por eso debemos cuidarla y mantenerla hidratada, pero primero necesitamos conocer los tipos de piel para saber cuál es el nuestro y como tratarla de manera correcta.

Existen cuatro tipos de pieles sanas: piel normal, piel seca, piel grasa, y piel mixta. A continuación, vamos a conocer cada tipo y cuales pruebas resultan útiles para identificarlas.

Es importante recordar que deben acudir a un dermatólogo para que les hagan un estudio más profundo y cumplir con sus recomendaciones.


Piel Normal

La piel normal es aquella con un buen equilibrio, esto quiere decir que la producción de sebo (grasa) y la hidratación no son ni abundantes ni escasos.

Signos de una piel normal:

  • Poros finos.
  • Ausencia de impurezas.
  • No presenta mucha sensibilidad.
  • Suave, lisa y elástica.

Recomendaciones para tratar la piel normal:

Si tienen este tipo de piel pueden considerarse afortunados, ya que este tipo no genera muchos problemas. Es elástica, rosada, suave y con poros pequeños, sin embargo, debemos mantener el cuidado para que siga reluciente y sana, con esto nos referimos a exfoliarla e hidratarla, además de la importancia que conlleva usar protección solar, para conservar su aspecto saludable.

Piel Seca

La piel seca produce menos sebo que la piel normal, como consecuencia de esto la piel no puede retener la humedad necesaria ni formar un escudo protector contra las impurezas.

Signos de la Piel Seca:

  • Tiende a tener un aspecto más áspero.
  • Es más susceptible a los efectos externos y por ello pica y se irrita fácilmente.
  • La piel es más frágil.
  • En algunos casos al no tratar la sequedad de la piel, esto puede producir manchas.
  • Al poseer una barrera protectora débil puede causar riesgo de infección.

Causas de la piel seca:

  • Falta de hidratación interna y externa.
  • Tomar duchas calientes durante mucho tiempo.
  • Rayos UV.
  • Jabones y detergentes

Recomendaciones para tratar una piel seca:

Para contrarrestar los efectos que la piel seca produce se deben usar cremas hidratantes después del baño y aceites naturales. Un factor muy importante es también beber mucha agua, ya que así hidratamos la piel por dentro y por fuera.

Debemos evitar el bañarnos mucho tiempo con agua caliente, esto reseca aún más la piel y la puede irritar. Tampoco se debe usar jabones que contengan olor o muchos químicos ya que esto retiene los lípidos de la piel que son los encargados de ayudar a mantener la piel hidratada; por eso recomendamos jabones naturales o neutros.

Piel Grasa

La piel grasa se caracteriza por la hiperproducción de sebo que genera ese aspecto aceitoso en el rostro.

Signos de la piel grasa:

  • Poros visibles y tapados.
  • Aspecto brilloso.
  • Puntos Negros.

Causas de la piel grasa:

Muchas son las causas que producen la piel grasa, una de ellas es la genética, cambios hormonales, efectos secundarios de algún medicamento y estrés. Al ser un tipo de piel que posee grandes poros es más propensa a absorber muchas impurezas y en conjunto con las causas internas, afectan aún más a la piel originando granos o espinillas.

Recomendaciones para tratar la piel grasa:

La piel grasa necesita productos matificantes que hidraten, pero que no hagan brillar la piel y se note el exceso de grasa. Una recomendación muy buena es desmaquillarse todas las noches para evitar tapar los poros, y lavarse la cara 2 veces al día con un jabón que no contenga alcohol.

Piel Mixta

Aquellas personas que posean dos tipos de piel ya sea normal/seca y grasa se les denomina piel mixta ya que combina ambos tipos de piel. La piel mixta generalmente presenta un aspecto brillante en la zona T (frente, nariz y barbilla); pero en el área de las mejillas es de normal a seca.

Signos de una piel mixta:

  • Zona T grasa (frente, mentón y nariz).
  • Poros agrandados en esta zona, tal vez con algunas impurezas.
  • Mejillas entre normales y secas.

Causas de la piel mixta:

En el área de la zona T ocurre lo mismo que en la Piel Grasa, se presenta una hiperproducción de sebo que, al combinarlo con otros factores como impurezas, estrés, entre otros, originan la aparición de granos o espinillas y debe ser tratada como tal.

En el área de las mejillas puede ser normal o seca y dependiendo de los signos que observen, esto les permitirá tratarla como se debe.

Recomendaciones para el cuidado de la piel mixta:

Para mantener el cuidado de este tipo de piel es recomendable limpiar las impurezas exfoliándose, limpiarnos con agua tibia y utilizar productos específicos para pieles mixtas para que nos hidraten el área de las mejillas y de la zona T por igual.

Estos tipos de pieles son más comunes, sin embargo, existe otro tipo de piel que de igual manera nos afecta y muchas veces puede estar combinada con otro tipo de piel, estamos hablando de la piel sensible.

Piel Sensible

Se caracteriza por ser inestable y presentar episodios de normalidad, pero en otro momento presentar irritaciones con sequedad. Este tipo de piel es más propensa a que factores como el estrés, el aire reseco o la luz del sol la afecten, haciendo que la piel se enrojezca y comience a picar. La piel sensible necesita cuidados especiales que ayuden a limpiar el rostro y a fortalecer la barrera de protección natural.

Signos de la piel sensible:

  • Enrojecimiento o erupción.
  • Picor y ardor.
  • Hinchazón
  • Sensación de quemazón en el interior

Causas de la piel sensible:

  • Procedimientos agresivos como la depilación al usar cera caliente.
  • Exceso de Café, alcohol o cigarro.
  • Estrés o emociones muy fuertes.
  • Genética.
  • Intolerancia y alergias.
  • Exceso consumo de picante.
  • Síntomas hormonales.

Recomendaciones para tratar una piel sensible:

Para tratar la piel sensible debemos ser muy cuidadosos, por eso lo más recomendable es acudir a un dermatólogo que les puedan ayudar. Sin embargo, algunos aquí están algunos consejos generales que les pueden servir.

Utilicen productos sin aromas y sin alcohol ya que pueden irritar la piel, con esto nos referimos a cremas, jabones, desmaquillantes, aguas micelares entre otros.

Un consejo muy importante no solo para este tipo de piel sino para las demás, es siempre utilizar protección solar sin importar si es un día soleado o no, ya que el protector solar también nos ayuda a protegernos de las impurezas que podemos encontrar en el exterior.

Piel Sensible + otro tipo de piel

Si tratamos la piel seca con químicos o jabones que contengan aromas, puede convertirse en piel sensible. Debido a que la barrera de protección de la piel seca es mínima, al hacer contacto con algún químico esta se debilitará aún más al punto de entrar en la etapa de piel sensible, por ello es muy importante cumplir con las recomendaciones para mantener la piel sana.

Test para conocer nuestro tipo de piel

Ya conocidos los tipos de pieles pasaremos al test que los ayudará a reconocer cuál es su tipo de piel. Es rápido y sencillo, solo necesitan un pañuelo desechable y su jabón neutro.

Recomendamos realizar este test en la mañana para resultados más efectivos.

El test consiste en 4 simples pasos, que son:

  1. Lavar la cara con jabón neutro y dar masajes con la yema de los dedos.
  2. Enjuagar muy bien el rostro y secarlo dando palmaditas en el rostro. NO SE DEBE SECAR ESTIRANDO LA PIEL.
  3. Colocar un pañuelo desechable en la cara por un minuto. Pasado el minuto procedan a retirarlo.
  4. Colocar el pañito a contra luz y observen el resultado.

Resultados:

  • Si el pañuelo está lleno de manchas, tienen PIEL GRASA.
  • Si observan las manchas están solo en la zona T, tienen PIEL MIXTA.
  • Si no observan manchas en el pañuelo, tienen PIEL SECA.
  • Si el pañuelo presenta pocas manchas, tienen PIEL NORMAL.
ES MUY IMPORTANTE SABER QUE TIPO DE PIEL TIENEN PARA PODER ELEGIR LOS PRODUCTOS QUE SU PIEL NECESITA.

La piel es muy importante para mantener nuestra salud, y es nuestra responsabilidad conocerla y cuidarla. Por ello debemos tener una rutina del cuidado de la piel que se adapte a nuestras características y que sean en pro de nuestro tipo de piel.

También les puede interesar:
>> Tratamientos naturales para una piel radiante y sin gastar demás
>> 6 Errores comunes que cometemos en nuestra rutina de Skincare
ACERCA DEL AUTOR

Lismar Serafini

La escritura puede definir quienes somos, y por eso hoy les comparto un poco de mi.