Fotografía cortesía de @prudenceearl en Unsplash

Comencemos por definir qué es un producto: En pocas palabras, se le dice así a cualquier objeto material, servicio o idea que posea un valor para el consumidor y sea susceptible de satisfacer una necesidad. Se distingue porque se basa más en las necesidades que satisface, que en sus elementos más característicos.

Ahora, cuando hablamos de buenos productos, ¿qué queremos decir? Nos referimos a aquellos que comparten ciertas características, ¿quieren saber cuáles? Sigan leyendo:

¿Qué debe tener un buen producto?

Atributos Físicos

Composición, cualidades organolépticas y en definitiva todas aquellas perceptibles por los sentidos: Sabor, Aroma, Olor, Textura, Color y el Sonido. Bien se trate de:

● Alimentos (Sabor, Aroma, Olor, Textura)

● O de artículos como un celular (Textura, Color y el Sonido)

Estos atributos son los más importantes.

Atributos Funcionales:

(Los atributos físicos también pueden ser funcionales)

● Surtido: implica que el producto, debe estar presente en cantidad y variedad suficiente en todos los establecimientos.

● El envase: es la garantía de que el producto está bien presentado y protegido. El empaque debe ser resistente y, además, debe de asegurar una larga vida del producto, a la vez que debe mantenerlo fresco y protegido. Ustedes pueden ver en su diseño si hay elementos de innovación y utilidad. Esto es importante, sobre todo si se desea conservar el producto por mucho tiempo y aún más tratándose de comida o alimentos.

● El etiquetado: Es importante porque trae información escrita tanto del producto como del distribuidor y fabricante. Permite identificar las características y composición del producto (el precio, el peso, los ingredientes con que esta elaborado en caso de que sea una alimento, e incluso cómo debe ser usado, por ejemplo). Existe legislación específica para el caso de los productos alimenticios envasados, los productos textiles o el calzado. Podemos convertirla en un aliado puesto que en oportunidades dichas etiquetas contienen diferentes modos u ocasiones de uso, recetas, y otros atributos del producto. Eso ayuda a tomar la mejor decisión.

● Diseño: en estos es donde usualmente se puede apreciar cuál es la diferencia entre un producto y otro. Cada vez es más evidente los esfuerzos de las marcas para ofrecernos diferentes propuestas en ámbitos tan distintos como alimentos, electrodomésticos y celulares. Empresas de refrescos o alimentación innovan constantemente en el diseño de sus envases, porque, al igual que en el mercado de los electrodomésticos, el diseño es una de las herramientas más utilizadas en busca de la ventaja competitiva. Sin embargo, un buen diseño no necesariamente tiene que ser un referente de la calidad del producto; a veces la publicidad nos engaña. Por eso es importante que tomemos en cuenta además del diseño, la calidad del producto y si cubre nuestras necesidades en cuanto a costo y rendimiento.

Atributos Psicológicos:

Aquí es donde podemos apreciar la importancia del marketing y su incidencia en las preferencias por parte de usuario, cliente o consumidor final de un producto.

● La marca: El nombre, símbolo, diseño, término, sigo o la mezcla de todos ellos que se le da a un producto para diferenciarlo de otros. Muchas veces es la marca la que les permite a ustedes decidir más fácilmente, o también descubrir nuevas posibilidades. En este punto influye mucho el mensaje que transmite la empresa a través de su eslogan o logo, muchas veces compramos no el producto, sino la marca. Una prueba de ello la ropa y cosméticos.

● La calidad: Si el producto satisface las necesidades porque posee un conjunto de características como, por ejemplo, uniformidad, especificaciones, fiabilidad, es lo que ustedes están dispuestos a pagar, en función de lo que obtienen y valoran, entonces se puede decir que han encontrado un producto de calidad. Cuando un producto en su elaboración, calidad de sus materiales, manufactura y empaque no escatima, es que se ha usado la materia prima adecuada y se le dedicó el tiempo necesario para lograr un producto excelente. Todos sus componentes, (externos e internos) son Premium. Allí cualquier consideración se antepone al precio. Sin embargo, estos suelen tener un costo más elevado.

● Sencillez: Nada de procedimientos engorrosos, ensamblajes innecesarios. Los productos exitosos son sencillos en su uso.

● En el caso de los alimentos, normalmente, los productos de calidad llevan muy pocos ingredientes. Es bueno chequear ese aspecto, dependiendo del producto. A veces menos es más, pero si lo que se quiere es un kit de alimentos, por ejemplo especies, evidentemente es preferible la cantidad de ingredientes.

● Si el producto quiere interactuar con ustedes es buena señal. Eso significa que desean ofrecerles más y un mejor servicio. No ignoren esa oportunidad. Será beneficioso para ustedes y su familia porque le brindaran oportunidades de compra a un costo más bajo y con productos más elaborados y de mayor calidad.

No olviden estas recomendaciones la próxima vez que vayan de compras, esperamos que le sean de mucha ayuda. Nunca está demás un buen consejo y también revisar nuestras ofertas en productos de calidad analizados por el equipo RompePrecio.

También les puede interesar:
>>>¿Cómo sacarle el mejor provecho a una venta de garaje?
>>> ¿Por qué es mejor hacer tus compras en línea?
>>> Cómo sacar provecho a materiales de reciclaje para obtener dinero
ACERCA DEL AUTOR

Alexandra Sánchez

Psicóloga, apasionada por las letras y la lectura. Disfruto escribiendo historias entretenidas y cautivadoras, así como encontrando nuevas maneras de ahorrar y emprender.