Es importante a la hora de afrontar una mudanza, realizar la planificación apropiada de la misma. Ello no solo evita inconvenientes, sino redunda en el ahorro. Y siguiendo los consejos que se dan a continuación, se puede incrementar dicho ahorro.

Tips para no gastar de más en una mudanza

> Seleccionar lo que se va a mudar

Hay que evitar empacar aquellos objetos que en realidad no se usan. Estos significan más volumen en la mudanza, y por lo tanto, más costo. Y aún más importante, sólo ocuparán espacio en el nuevo lugar, espacio que así podrá ser usado con mayor provecho.

Los objetos descartados pueden usarse para ayudar a las finanzas, generando con sus ventas ingresos. Las ventas de garaje y las ventas por las redes sociales son alternativas que permiten este fin. Incluso, puede intercambiarse algunos de dichos objetos por mano de obra, que ayude durante el proceso de mudanza.

> Optimizar costos de empaques

La función del empaquetado es facilitar el traslado de los objetos, y brindarle una protección adecuada. Algunas estrategias permiten reducir estos costos, y con ello, los costes generales de la mudanza.

Los cajones de los muebles y las maletas pueden usarse como material de embalaje de objetos resistentes. Resultan ideales para transportar libros, ropa y otros objetos que no resulten frágiles. Los cajones pueden transportarse por separado e incorporarse al mueble en el transporte. De esta forma se necesitan menos empaques para el embalaje y menor volumen en el transporte.

Las cajas de embalajes pueden obtenerse de forma gratuita en supermercado y tiendas. Ello incluso tiene la ventaja de uniformar los tamaños de los embalajes, facilitando su apilamiento.

Los objetos frágiles deben embalarse en cajas, convenientemente identificadas. Para ahorrar, en lugar de adquirir material protector, se puede usar a tal fin ropaje. La ropa brinda amortiguación y protección adecuada a estos objetos. Además, al transportar la indumentaria así, disminuimos el volumen de la mudanza.

> Trasladar objetos blandos en bolsas

Los objetos blandos, tales como cobijas, almohadas, cortinas, toallas, ropa y peluches deben trasladarse en bolsas de basura resistente. De esta forma se obtiene un embalaje que no sólo resulta económico, sino que es reutilizable.

Otra ventaja de esta estrategia es que disminuye la necesidad de gastos en protección del mobiliario. En el vehículo de mudanza, se usan estas bolsas y su contenido para llenar los espacios vacíos entre los muebles. Así se evita que estos se muevan durante el traslado por carretera. Y se obtiene un mejor uso del espacio.

> Comparar presupuestos

Mucho antes de la fecha de la mudanza, debe iniciarse el proceso de contacto con las empresas del ramo. Ello permite comparar diferentes alternativas, sobre todo a nivel de costos y calidad. E iniciar una etapa de negociación, que bien llevada, puede significar ahorro de dinero.

Al negociar, hay que insistir en que el servicio solicitado no incluye embalaje, el cual va por cuenta del solicitante. Ya que solicitar el servicio de embalaje significa perder la oportunidad de aplicar los consejos acá dado, y con ello, ahorro.

Algunos de los objetos que ya no son de interés en la mudanza pueden usarse como parte del pago del servicio. También es posible que un vecino o amigo se anime a ayudar con el traslado, a cambio de algunos de ellos.

Hay portales especializados en evaluar las empresas de mudanza, según la opinión de los usuarios. Estas también permiten obtener algunos presupuestos de servicios de mudanza. Un a de la más notorias de estas páginas es marketing.move,

Siguiendo una serie de consejos, es posible disminuir los costos de la mudanza. Ello se logra atendiendo unas sencillas reglas a la hora del embalaje, que generan ahorros en espacio y material. También es importante seleccionar adecuadamente el servicio de transporte, y establecer un temprano proceso de negociación con ellos.

También les puede interesar:
>>> ¿Cómo sacarle el mejor provecho a una venta de garaje?
>>> ¿Cómo ganar dinero desde casa?
>>> Maneras de ahorrar tiempo en casa
ACERCA DEL AUTOR

Pedro Alejandro Acosta

Ingeniero y profesor universitario entusiasta de las palabras. Redactor freelancer.