El cuidado de la piel es algo que aunque puede resultar molesto es completamente necesario. Debemos tener un cuidado riguroso cuando se trata de nuestra piel si deseamos que se conserve en las mejores condiciones y siempre luzca joven y radiante. Por supuesto, cada persona tiene un tipo de piel distinto, por ello es fundamental que la manera de cuidar la piel se adapte a sus necesidades. A continuación, les explicaremos los tipos de piel que existen y que productos son recomendables para cada uno.

Tipos de piel

>Piel Seca

La piel seca carece de hidratación y grasa, por ello tiende a tener un aspecto más áspero. Es susceptible a los efectos externos y tiende a picar o irritarse. Para contrarrestar los efectos que la piel seca produce se deben usar cremas hidratantes y aceites naturales; además, es importante beber mucha agua, ya que así hidratamos la piel por dentro y por fuera.

>Piel Grasa

Generalmente las causas de una piel grasa pueden ser el estrés o las fluctuaciones hormonales. Este tipo de piel se caracteriza por poseer grandes poros donde se almacenan las impurezas, originando granos o espinillas. Al contrario que la piel seca, la piel grasa necesita productos matificantes que hidraten, pero que no hagan brillar la piel y se note el exceso de grasa. Una recomendación muy importante es desmaquillarse todas las noches para evitar tapar los poros.

>Piel Normal

Al tener piel normal pueden considerarse afortunados, ya que este tipo de piel no da mucho problema. Es elástica, rosada, suave y con poros pequeños, sin embargo, debemos mantener el cuidado para que siga reluciente y sana. Lo recomendable es exfoliarla e hidratarla y muy importante utilizar protección solar de manera que conserve un aspecto saludable.

>Piel Mixta

Aquellas personas que posean dos tipos de piel ya sea normal/seca y grasa se les denomina piel mixta ya que combina ambos tipos de piel. La piel mixta generalmente presenta un aspecto brillante en la zona T (frente, nariz y barbilla); pero en el área de las mejillas es de normal a seca. Para mantener el cuidado de este tipo de piel es recomendable limpiar las impurezas exfoliándose con agua tibia y utilizando productos específicos para pieles mixtas que ayuden a hidratar el área de las mejillas y de la zona T por igual.

>Piel Sensible

Este tipo de piel es más propensa a que factores como el estrés, el aire reseco o la luz del sol la afecten, haciendo que la piel se enrojezca y comience a picar. La piel sensible necesita cuidados especiales que ayuden a limpiar el rostro y a fortalecer la barrera de protección natural. Un consejo es que utilicen productos sin aromas ya que pueden irritar la piel y ser muy cuidadosos con lo que ingieren ya que el picante afecta a este tipo de piel.

Cuidado especial para cada tipo de piel

Una vez conocido su tipo de piel, podrá aplicar estas reglas básicas que los ayudaran a lucir una piel radiante y sana. Debemos resaltar que estos pasos deben realizarse con productos que le favorezcan a su tipo de piel y que le ayuden a lograr el efecto que necesita.

Como hemos dicho antes, conocer su tipo de piel determinará el tratamiento que deba realizarse. Para conseguir una piel sana debemos tener un cuidado especial que se aplique diariamente, tanto en la mañana, para preparar la piel, como en la noche para eliminar las impurezas que acumulamos con el día y así mantener la piel rejuvenecida y saludable.

>Enfocarse en las áreas pequeñas y frágiles del rostro

Muchas veces enfocándonos en el cuidado de nuestro rostro en general nos olvidamos de las áreas pequeñas, como el área del contorno de los ojos y la comisura de los labios. Estas áreas deben ser tratadas con sumo cuidado ya que son las más frágiles y en donde se nota más rápido las líneas de expresión o líneas de envejecimiento; por ello se recomienda usar cremas que prolonguen las líneas de expresión y que a su vez ayuden a mantenerlas hidratas y protegidas.

>Limpieza profunda

Para lograr una limpieza profunda debemos exfoliar e hidratar nuestra piel de manera que logremos eliminar las impurezas. Antes de comenzar a exfoliar e hidratar debemos limpiar nuestra piel, por ello primeramente debemos utilizar un jabón diferente con el que hacemos nuestro aseo personal, este jabón debe cumplir con la función que cada tipo de piel requiera y que sea exclusivamente para el rostro; preferiblemente realizar este proceso en la noche para que la piel pueda absorber y retener los productos que se le aplican.

  • Exfoliar:

Exfoliar no es más que eliminar las células muertas de nuestra piel dejando un acabado suave y preparado para la hidratación que protege a la piel. Debe ser realizado una o dos veces por semana, incluyendo los labios. A continuación, les presentaremos unos pasos para realizar la exfoliación correctamente:

  1. Una vez aplicado el tónico, desmaquillante o agua micelar con el que se va a limpiar la piel, es importante que al momento de retirarlo dejemos una pequeña cantidad que nos servirá para extender el exfoliante sin dañar la piel.
  2. Al aplicar el exfoliante debemos hacerlo de manera circular hacia arriba empezando desde el centro de la cara y no presionar mucho para evitar dañar la piel. Es importante evitar el contacto con el área de los ojos ya que como mencionamos antes es un área muy sensible y debe ser tratada con productos específicos para ese tipo de área.
  3. Retirar el exfoliante con agua fría para cerrar los poros.

Los exfoliantes caseros son una opción económica y que funcionan muy bien; tenemos, por ejemplo, exfoliante de miel y canela, de limón y azúcar o de tomate y azúcar.

  • Hidratar:

Ya culminado el proceso de exfoliar la piel, viene la parte de hidratar la piel; para ello necesitamos cremas o mascarillas que cumplan con la función que necesita cada tipo de piel. Algunos productos utilizados para la hidratación de la piel (a parte de las cremas) son los aceites naturales, ya sean de coco o almendras y hasta de bebés, ya que, al ser producidos para zonas suaves, estos aceites cumplen la función de hidratar sin maltratar, sin embargo, para las pieles grasas el aceite no es el mejor aliado ya que realiza todo lo opuesto a lo que se quiere lograr, pero de igual manera hay muchas alternativas que pueden buscar para mantener hidratada la piel. Otra manera de ayudar a mantener la piel hidratada es beber mucha agua, tener una buena alimentación, evitar el contacto con el sol durante largos periodos de tiempo y utilizar un maquillaje liviano.

>Maquillaje de acuerdo al tipo de piel

Muchas veces nos ha pasado que compramos un producto porque lo vimos en otra persona y lucía asombroso en ella, pero cuando lo utilizamos nos encontramos con que es todo lo contrario, y no, no quiere decir que el producto sea malo, quizás no es el adecuado para su tipo de piel y por ello no logra el mismo efecto que corresponde.

Desde la base hasta el polvo, es importante escogerlos de acuerdo a las características que ofrecen y ver si favorece o no nuestro tipo de piel; una recomendación es ver reseñas de este tipo de productos en diferentes personas y ver sus opiniones y cuál es la que más se acerca a sus características y luego decidir si es un producto que le favorecerá o no, de esa manera ahorran dinero porque sabrán que producto necesitan. En muchas tiendas de maquillajes hay asesores que los ayudarán a encontrar el producto de acuerdo a su tipo de piel.

>Protección solar

Este es el paso más sencillo, pero menos utilizado; muchas veces nos olvidamos por completo aplicar protección solar o no lo hacemos creyendo que no es importante, cuando es uno de los principales pasos que ayudan a mantener nuestra piel sana y rejuvenecida. Aplicar una pequeña cantidad de protector solar será suficiente para proteger la piel de los rayos UV, no importa si es un día nublado, el protector solar siempre debe ser parte de su rutina si saben que tendrán contacto con el exterior.

Con estas simples reglas estamos seguros de que su piel mejorará y obtendrá los resultados que busca. Recuerden que para una piel sana también debemos de alimentarnos de manera saludable, beber mucha agua, evitar el alcohol y evitar los vicios como el cigarrillo, ya que los componentes de estos hacen que la piel envejezca más rápido y pierda su luminosidad. Si realizan estos pasos diariamente les aseguramos que su piel se lo agradecerá y se sentirán y verán mucho mejor.

También les podría interesar:

>>>Rutina de skincare con productos económicos
>>6 errores comunes que cometemos en nuestro cuidado de la piel
>>>Alternativas para tratar el acné sin gastar en tratamientos costosos
ACERCA DEL AUTOR

Lismar Serafini

La escritura puede definir quienes somos, y por eso hoy les comparto un poco de mi.