Centro de diversión con agua para bebés Kleeger

$16.99 $18.39

La forma más divertida de entretener a los pequeñines



El centro de diversión brinda a los más pequeños de la casa horas de entretenimiento al aire libre. Es ideal usar en los días calurosos, para que las salpicaduras de agua ayuden a refrescar al bebé. Su diseño seguro y confortable lo hace apto para niños en edad entre los 6 a 18 meses. Su tamaño es ideal, 30” de diámetro con un respaldo de 8” de altura, para el descanso de la espalda. Permite colocar, a manera de pequeña piscina de salpicadura, una capa de agua de 1” de espesor. Así el bebé puede chapotear y salpicar el agua mientras se divierte y desarrolla sus habilidades cognitivas, sensoriales y motoras. El centro de diversión está elaborado con material de primera calidad, que no se rasga con facilidad. Su superficie es lisa, y no posee bordes filosos, por lo que la delicada piel del bebé está segura. A diferencia de las alfombras de juego, el peso el agua impide que la brisa lo arrastre. Los anillos apilables incluidos en el centro de diversión, permiten al bebé desarrollar su imaginación, y comprensión espacial. Estos anillos están elaborados con material no tóxico, y con superficie lisa que evita la acumulación de suciedad y gérmenes. Todo el centro está adornado con bellos y llamativos motivos marinos, que son las delicias de los pequeños. El producto brinda una garantía de satisfacción al usuario, es decir, si no satisface tus expectativas, simplemente lo devuelves. Y cuando una marca da esa garantía, es porque confía plenamente en su producto, y en la satisfacción que produce.

Tamaño del empaque 30 x 30 x 3 pulgadas
Peso del empaque 12.8 libras
Marca Kleeger
  • Pedro Alejandro Acosta abr 29, 2020

    Mis sobrinos suelen visitarnos durante las vacaciones de verano, justo cuando el calor se hace más sofocante. Por ello, entonces solemos ir todos a la playa, la piscina o el balneario del río, para mitigar el calor. Soy precavido, así que sabiendo que este año nos visitaría un nuevo integrante de la familia, adquirí este producto. Como contaba con la garantía de satisfacción de un año que ofrece el mismo, simplemente me animé a probarlo. Lo primero que debo comentar, es que el nombre del producto hace honor a la realidad. Y es que mi sobrino – nieto bebé, pasa literalmente horas de entretenimiento gracias al mismo. Chapoteando y salpicando sin cesar, logra refrescar su cuerpecito, mientras descubre parte del mundo que lo rodea. Y de vez en cuando, juega con los anillos, desarrollando su atención por las formas y volúmenes. Una ventaja que tiene en centro de diversión con agua para bebés Kleeger, es que posee un cómodo espaldar. Por ello, el bebé descansa adecuadamente su espalda, sin que le cause agotamiento. Algo que, me comenta su madre, no sucede igual con otros centros de juegos que el bebé ha usado. En la visita que hicimos a la playa, pude comparar el desempeño de este producto respecto a otros similares. La brisa que caracteriza la playa visitada parecía dedicarse a poner en vuelo las alfombras de juego tradicionales. Al final, los padres dedicaban igual tiempo al cuidado de estas alfombras como a las de sus propios bebés. Y mientras ello ocurría, nuestro centro de diversión permanecía inmutable, aún cuando el bebé estaba fuera del mismo. También pude observar la diferencia de calidad de los materiales entre este centro de juegos y otros similares. En los otros, son cosa común las rasgaduras y fugas, tanto que algunos padres llevan consigo un set de reparación. Como si cuidar y atender al bebé no fuese suficiente, ¡deben igual hacerlo con sus centros de juegos! En cambio, el centro de diversión Kleeger ha demostrado ser robusto, y no se han generado fugas ni rasgaduras. Por último, debo señalar que el llenado con agua de este centro de juegos se realiza con suma facilidad. En este caso, las paredes siempre permanecen erguidas, conteniendo el agua en todo momento. Nada que ver con las piscinas portátiles cuyas paredes se doblan a lo interno, lo que entorpece su llenado.